EL VIRREINATO DEL PERÚ EN EL REINADO DE FERNANDO VI

Mientras reinaba Fernando VI, en el Perú gobernó el virrey José Antonio Manso de Velasco, conde de Superunda (1745-1761). Éste era un experimentado y enérgico militar que antes de venir a Lima ejerció el cargo de gobernador de Chile durante siete años.

El 28 de octubre de 1746 Lima sufrió un devastador terremoto que ocasionó la muerte de 10000 personas. Además, el Callao fue arrasado por un tsunami que provocó la muerte de casi todos sus 5000 habitantes; sólo sobrevivieron 200 personas.

Arduos fueron los trabajos de reconstrucción. Cientos de palacios, iglesias y casas se habían derrumbado. El matemático Luis Godín, de la Academia de Ciencias de Paris, elaboró los nuevos planos de las nuevas edificaciones de la capital. Para el Callao, Godín diseñó un gran ciudadela militar. Su construcción fue iniciada en 1747 y fue bautizada con el nombre de Fortaleza del Real Felipe.




Durante este prolongado gobierno se continuó la lucha contra Juan Santos Atahualpa, hasta la misteriosa muerte del Inca en 1756. El Virrey también reprimió enérgicamente a los indígenas y mestizos alzados en Huarochiri, en 1750.

En 1759 murió el rey Fernando VI. El nuevo monarca, Carlos III, en 1761 nombró como nuevo Virrey del Perú a Manuel Amat y Juniet.